Manu Tenorio, Eva Hache, Iguana Tango, Marianico el corto y Miquel Mariano, entre otros, lograron una conexión
especial con el público en un evento que, año tras año, recauda fondos para Cruz Roja

 

 

2000 personas abarrotan el Pavelló Esportiu Municipal d’Alaior en
la XI Gran Gala Isla de Menorca

2000 personas abarrotaron el Pavelló Esportiu Municipal d’Alaior para presenciar la XI Gran Gala Isla de Menorca, celebrada ayer sábado. Un año más, la gala provoca un lleno absoluto para recaudar fondos que se destinarán al equipamiento y servicios de Cruz Roja. Un año más, menorquines y menorquinas no defraudaron. Todos ellos disfrutaron de una noche inolvidable que comenzó al ritmo del “Verigut” de Miquel Mariano, seguido de la energía renovada de Los Diablos y sus clásicos de siempre, para acabar con la emotiva actuación de Manu Tenorio. Todos los artistas recibieron estruendosas ovaciones de un público entregado, cuya acogida jamás olvidarán.

El Pavelló Esportiu Municipal de Alaior se dejó llevar por las emociones transmitidas sobre el escenario, en incremento de una atmósfera única, indicustiblemente propia de un evento motivado por la solidaridad y el compromiso hacia Cruz Roja.

Tras los Diablos, los trucos y el humor del entrañable Màgic Andreu despertaron las sonrisas de unos invitados de excepción que empezaban a entrar en calor, el alcalde de Alaior, Pau Morlá, y la consellera del Consell Insular de Menorca, Ángela Caurés. Las melodias acústicas de Inma Serrano, los chistes de Eva Hache, más chisposa que nunca, el ímpetu rockero de Iguana Tango y la sabiduria garrula de Marianico el corto, hicieron las delicias del auditorio hasta la espectacular entrada del Koala y su banda, nada más y nada menos que rodando por el suelo. Todo el mundo se puso a pegar botes al ritmo de “Opa, yo viazé un corrá”, que sigue despertando tanto furor como el año pasado.

Presentada por José Luis Benejam y Silvia Casas, la gala vivió uno de sus momentos más esperados cuando la bella periodista coincidió sobre las tablas con su novio Manuel Tenorio. Visiblemente emocionada, esta ha sido la primera ocasión para Silvia, y puede que no la última. Anteriormente, se repartieron los tradicionales regalos entre los más pequeños. Tomás Barber, presidente de Cruz Roja de Alaior, subió para dar las gracias a todos los presentes. En su cara se leía claramente la palabra gratitud, ya que, por decimoprimer año consecutivo, la Gran Gala Isla de Menorca se había superado a si misma.
Una noche mágica que concluyó con la foto de familia de todos los artistas junto a los voluntarios de Cruz Roja. Como era de esperar, los artistas no escatimaron a la hora de firmar autógrafos para sus fans y dejarse fotografiar.

XI Gala - Artistas - Voluntarios - Fotos